Cargando

LA CITA de Jesús Jiménez Reinaldo

Microrrelatos2021

Para impresionarla, la emplazo en un restaurante de varios tenedores y acudo con un traje alquilado elegido por mi madre. Tengo treinta y cinco años, estoy casi en mi peso y todavía no me he quedado calvo totalmente. Si no resulto imponente, aún doy el pego, sobre todo si mi partenaire es miope y se presenta sin gafas por coquetería. Durante la espera pido una copa de vino tinto y trato de aparentar empaque. 

Cuando llega, es como la imaginaba: mediana edad, sonrisa encantadora, curvilínea… Le doy la mano, coge mi currículum vitae y me dice que ya me llamarán.